Deportación por el delito de comercializar o poseer drogas

deportacion-drogras

Si una persona inmigrante es sujeto de deportación por el delito de comercializar o poseer drogas, ya sea cocaína, heroína o más de 30 gramos de marihuana y admite el delito, es deportable y excluible de USA.

Este tipo de deportación o exclusión no tiene perdón, así el ofensor tenga pareja, padres o hijos que sean ciudadanos estadounidenses, y aunque la familia inmediata sufra un dolor irremediable.

La única excepción bajo la ley por uso de drogas es por la simple posesión de 30 gramos o menos de marihuana.

Un inmigrante que intente entrar a los Estados Unidos luego de ser deportado por porte, comercialización o abuso de drogas, no tiene derecho de ser readmitido y sería claramente inadmisible.

No es relevante si la condena de droga  es clasificada como un delito menor o felonía.

La Posesión, Venta o Conspiración para vender una sustancia controlada, impone una absoluta e incesante remoción y la prohibición del reingreso a los Estados Unidos sin importar alguna otra consideración.

Los estatutos federales imponen la remoción o deportación de por vida, aún por un pequeño intento de acto o conspiración de cometer un crimen relacionado con drogas.

La definición de sustancias controladas en los estatutos, generalmente aplica a drogas tales como cocaína, heroína o más de 30 gramos de marihuana.

 

Perdones

Se puede conceder un Perdón completo e incondicional por parte del Presidente, el Gobernador de un Estado. O también, una oficina ejecutiva constitucional designada por el Presidente o Gobernador, puede prevenir la deportación o permitir su readmisión.

El Congreso o legislador estatal no puede legalmente otorgar dicho Perdón.

Un Perdón otorgado por un gobierno extranjero no tiene efecto.

La ley de Perdón favorece solamente al Jefe Ejecutivo de la nación o de un estado.

Un Perdón completo e incondicional de un crimen de drogas que ha creado una Orden de Deportación o Exclusión del país es inflexible para el ofensor.

El Perdón obliga al Servicio de Inmigración a obedecer.

El Perdón ejecutivo pudo haber sido basado por el reconocimiento de dificultad extrema a la familia inmediata del inmigrante pero por alguna razón, el Perdón del Presidente o Gobernador de un Estado es la única manera para que un inmigrante pueda permanecer o regresar a los Estados Unidos.

 

Lea también: Los pecados Capitales del Inmigrante que pueden causar su deportación.

Share This!