¿Cómo el año fiscal afecta a los inmigrantes?

El año fiscal afecta a los Inmigrantes

¿Qué podemos decir del año fiscal entonces?

Primero, que es un periodo muy importante para el tema de inmigración y segundo, que hay que entender que en Estados Unidos, el año fiscal funciona de forma diferente y no coincide con el año natural, por lo tanto, es de vital importancia tener claras las fechas si se piensa aspirar a alguna visa o permiso.

Según Wikipedia, un año fiscal o año financiero es un periodo de 12 meses usado para calcular informes financieros anuales en negocios y otras organizaciones.

En la mayoría de jurisdicciones hay leyes que regulan la contabilidad y requieren estos informes una vez cada doce meses.

En el caso de Estados Unidos, el año fiscal actual comprende el periodo entre el 1° de octubre de 2017 y el 30 de septiembre de 2018.

Cuando hablamos de estas 2 fechas nos referimos al año fiscal 2018 ya que el año fiscal 2017 es el que empezó el 1° de octubre de 2016 y finalizó el 30 de septiembre de 2017.

Lo que es importante en materia de inmigración, es lo que tiene que ver con el anual cap o el tope anual de número de visas que se otorgan en este periodo y que afecta tanto a visas de inmigrantes como de no inmigrantes.

Y es por esta razón que se producen retrasos en las entregas de la “Green Card”.

Cuando se alcanza este tope, los casos quedan en lista de espera hasta el 1° de octubre del siguiente año (fecha en que empieza el nuevo año fiscal) o según la solicitud, es posible que ésta se tenga que volver a hacer.

Por esta razón, es importante contar con una asesoría legal, para saber específicamente cuales son las visas que tienen la posibilidad de pedirse antes del periodo o las que tienen un tope y que probablemente se tenga que hacer una lotería ya que las solicitudes exceden el número disponible.

Es decir, puede que para un tipo de visa específico ya se haya agotado el número disponible y que sólo hasta el 1º de octubre se vuelva a reactivar su disponibilidad.

Aún así, hay visas que pueden ser solicitadas hasta con 6 meses de anticipación al inicio del año fiscal.

Siendo este el caso, se recomienda proceder de esta manera ya que, muchas veces, las visas disponibles se agotan incluso antes de estar disponibles.

Esto obliga a llevar a cabo una lotería para determinar quiénes son los acreedores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!